Eufònic 2015 @ Arts sonores i visuals a les Terres de l’Ebre

16 noviembre, 2015

Difícil de explicar es la relación y sentimiento que tengo hacia este festival. ¿Sabéis ese cosquilleo cuando consigues algo que hace tiempo que esperas? ¿y el momento de llegar a casa después de un largo viaje? Pues la mezcla simultánea de ambos sentimientos llegan a mi cabeza cada vez que el Director del festival (Vicent Fibla) o la Comisionada de Video (Alba G. Corral) se ponen en contacto conmigo, una enorme sensación de satisfacción y alegría me envuelve. La verdad, es de esos pocos festivales o eventos en los que el trabajo no sólo se convierte en placer, pasas a la vez a formar parte de gran familia que te engancha y no te deja salir de ella nunca más. Eufònic es sin duda la esencia de las cosas hechas no sólo con la cabeza sinó con parte del corazón.

El viernes tuve el gran placer de realizar el set junto a Pedro Vian, nombre que este último año no ha dejado de sonar, cosa que no es de extrañar y es que con un estilo tan característico y una destreza técnica digna de un maestro de Kung-Fu como va a pasar desapercibido. La verdad, disfruté muchísimo colaborando en la creación de esas atmósferas nacidas de una electrónica alejada de la pista de club, oscura y con cierto tono melancólico, utilizando para ello uno de los estilos con los que más me identifico “B&W” donde predominan los fondos limpios y negros con superposición de elementos y criaturas con el canal de saturación a zero.

El sábado tampoco se quedó corto y es que aunque fue una incorporación de última hora en mi planning, también gocé de lo lindo trabajando codo con codo con Adrià Domènech aka Innercut. Un set repleto de sonidos orgánicos llenos de vida y color, fue una de aquellas sesiones que se quedan cortas, aquel momento en el que percibes que se acerca el final del set y sólo has sacado la mitad de la artillería. El sábado busqué crear un ambiente lleno de colores y alegría acorde a toda la vida que surgía por los altavoces.

Agradecer como siempre el gran apoyó moral y emocional por parte de a quien ya considero amiga; Alba G. Corral, y ,como no, la confianza que junto Vicent Fibla depositan en mi en cada edición, Gracias!

Finalmente como es habitual no olvidar tanto el apoyo logístico como moral de mi gran amigo Carlos Montserrat Pepiol aka Karril.